Continúa el sesgo bajista del USD/MXN

10:05 15/02/2023 - Eugene R.

Continúa el sesgo bajista del USD/MXN

El par USD/MXN cayó a un nuevo mínimo periodo del año anterior en $18.4975 MXN durante la sesión. El dólar estadounidense está extendiendo sus pérdidas después de un informe de inflación estadounidense mixto. Es probable que la tasa reanude su sesgo a la baja, si logra un cierre diario por debajo de $18.50 MXN.

El peso mexicano (MXN) extendió sus ganancias frente al dólar estadounidense (USD) el martes luego de la publicación de los datos de inflación de los EE. UU., que mostraron que los precios en los Estados Unidos se están desacelerando. Por lo tanto, los especuladores que fijan precios en una Fed menos dura vendieron el dólar frente al peso. Al momento de escribir, el par USD/MXN se cotiza a $18.5115 MXN, un 0.27% por debajo de su precio de apertura.

Técnicamente hablando, el USD/MXN continuaría apuntando a la baja, como lo muestra el gráfico diario. Después de alcanzar su máximo diario de $18.6729 MXN, el USD/MXN reanudó su tendencia bajista, lo que provocó que el par cayera a un nuevo mínimo desde los últimos cuatro años y medio en $18.4975 MXN, un nivel registrado por última vez en agosto de 2019. Sin embargo, un rebote en esa área recortó algunos de las pérdidas del par, situándose alrededor de las $18.50 MXN.

Si el USD/MXN logra un cierre diario por debajo de $18.50 MXN, esto exacerbará una caída hacia el 7 de agosto de 2018, en 18.4047, seguida de una prueba de la cifra de $18.00 MXN. En un escenario alternativo, la primera resistencia del USD/MXN sería el máximo diario del 13 de febrero en $18.7284 MXN. Una ruptura por encima expondría la media móvil exponencial (EMA) de 20 días en $18.8133 MXN, seguida de la barrera psicológica en $19.0000 MXN.

Los osciladores, como el Índice de fuerza relativa (RSI), sugieren una continuación bajista, aunque se está gestando una divergencia positiva, lo que indica que una reversión podría estar a la vuelta de la esquina. La tasa de cambio (RoC) muestra que, aunque los vendedores tienen el control, el impulso se está desvaneciendo.